Brócoli gratinado con arándanos y pipas

P1160885Hola de nuevo! Hoy vamos a preparar una verdura muy beneficiosa para la salud: el brócoli. Sinceramente, lo descubrí hace relativamente poco, ya que nunca me había atrevido a probarlo pero una vez que lo pruebas aprecias su sabor y su textura. Esto lo sabe muy bien mi querida Ali, que por lo que cuentan sus compis de piso era  muy dada a cenar brócoli. Cómo sería esta cena de habitual, que para su despedida de soltera, tuvo que llevar a modo de ramo de novia un brócoli de lo más oloroso, jeje. Lo bueno de esta verdura es que no necesita mucho tiempo de cocción, de hecho en esta receta sólo necesitará 3 minutos, y hay muchas formas de cocinarla. Si os animáis a hacer esta receta en 30 minutos tendréis un plato delicioso listo para servir!

Ingredientes (para 2 personas)

  • 500g de brócoli (un brócoli pequeño)
  • 40g de arándanos
  • 30g de pipas peladas
  • 50g de queso para gratinar

Para la bechamel:

  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 400ml de leche
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de nuez moscada

Preparación:

Ponemos a hervir agua con sal. Mientras el agua va cogiendo temperatura, vamos separando las florecitas del brócoli. Una vez que el agua rompa a hervir echamos el brócoli y dejamos hervir 3 minutos. Cuando haya transcurrido el tiempo, escurrimos el brócoli lo enfriamos con un poco de agua y reservamos.

P1160860P1160862P1160864

 

Precalentamos el horno a 200ºC (sólo parte de arriba, ya que vamos a gratinar) y mientras preparamos la bechamel. En un cazo o sartén pequeña, ponemos a derretir la mantequilla a fuego medio y una vez derretida añadimos las 2 cucharadas de harina y con unas varillas removemos durante 2 ó 3 minutos. Añadimos la pimienta y la nuez moscada. A continuación, añadimos 1/3 de la leche y seguimos removiendo hasta que empiece a espesar y vuelva a hervir. Seguimos añadiendo la leche poco a poco para que no se formen grumos y echamos la sal.

P1160865 P1160867 P1160870

Una vez la bechamel haya espesado, apagamos el fuego y preparamos una fuente apta para el horno, donde ponemos el brócoli, los arándanos y las pipas. Por último, vertemos la bechamel cubriendo el brócoli y repartimos el queso rallado. Metemos la fuente en el horno y gratinamos durante 5 ó 10 minutos, dependiendo como os guste el gratinado.

P1160879 P1160881

Ya tenemos nuestro plato listo para servir! Como presentación más original, podéis servir el brócoli gratinado en esta mini cocotte como la que me regalaron por participar en el concurso de Top chef, patrocinado por la preciosa web de Claudia & Julia. Muchísimas gracias!

P1160885 P1160890

 

Bizcocho de plátano y leche de coco

Image00014LO SIENTO… muchísimo. Ha sido un abandono muy largo, y eso que prometí que no tardaría mucho en escribir…pues menos mal! diréis. Bueno, lo importante es que ya estoy de vuelta para seguir compartiendo recetas!Hoy os enseño la receta de un bizcocho de plátano y leche de coco que está súper rico, muy suave y es muy nutritivo. Con esta receta tan fácil, aprovechamos esos plátanos que maduran demasiado. Espero que os guste!

 

Ingredientes:

  • 350g de harina
  • 150g de azúcar moreno
  • 70g de aceite de oliva (si lo preferís podéis ponerle aceite de girasol)
  • 200ml de leche de coco
  • 3 plátanos muy maduros
  • 2 huevos
  • 1 1/2 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vainilla (opcional)

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º. Empezamos mezclando la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal, y reservamos. Ponemos en un bol los huevos con el azúcar y la vainilla, y batimos muy bien con las varillas. A continuación, añadimos el aceite y batimos de nuevo con las varillas.Pelamos los plátanos, los aplastamos con un tenedor hasta obtener un puré, si el plátano está bastante maduro se deshace muy fácilmente. Añadimos el plátano y la leche de coco en el bol donde habíamos batido los huevos, el azúcar y el aceite. Volvemos a batir. Por último, añadimos la harina y batimos hasta obtener una masa homogénea.

Image00009Image00010  Image00008Image00011 Image00013Image00012

Vertemos la mezcla en un molde engrasado o cubierto con papel de hornear y horneamos durante 35 minutos aproximadamente. Cómo ya sabéis cada horno es un mundo, así que vigilad el bizcocho que no se queme, y si véis que pasados 30 minutos no está cocinado dejadlo un poquito más. Para saber si está hecho, casi al final del tiempo de cocción (nunca antes de 30 minutos) pincháis con un palillo y si sale limpio está listo. Si no está listo, lo dejáis un poquito más. Después dejamos enfriar 5 minutos, desmoldamos y volvemos a dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Cucharillas de mantequilla, arándanos y nueces

Image00007  Hoy justo hace un mes de mi última entrada…vaya forma de empezar el año!! Creo que ni el propósito de comer bien y hacer ejercicio ha sido tan catastrófico! Como dicen mis compañeros de trabajo, estoy muy vaga con el blog. Y no es porque no quiera, sigo haciendo recetas, sigo haciendo fotos del paso a paso, pero cuando llega el momento de subirlo… no encuentro el hueco! Pero hoy por fin sí, perdonad la espera y vamos a endulzarnos un poquito con estas galletas, muy sencillas pero deliciosas. Cómo veis tienen forma de cucharilla y quedan muy bonitas para presentar con un café. El molde es de silicona y lo compré en lidl por si os gusta la idea. Vamos con los ingredientes:

  • 250g de harina normal
  • 125 g de mantequilla (temperatura ambiente)
  • 125g de azúcar glas
  • 1 huevo
  • 3 o 4 gotas de esencia de vainilla
  • 30g de arándanos
  • 30g de nueces

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo. En un bol, mezclamos muy bien la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla muy cremosa. A continuación. picamos los arándanos y las nueces muy finitos con una picadora, si no tenéis, pues con el cuchillo lo más finito que podáis. Añadimos los arándanos, las nueces y el huevo batido a la mezcla de mantequilla y azúcar removiendo muy bien.

Image00002 Image00003 Image00001 Image00004

Por último, añadimos las gotitas de esencia de vainilla y la harina. Mezclamos muy bien hasta que quede una masa homogénea, y ya podemos empezar a rellenar el molde. Yo lo hice rellenando los huecos y retirando el sobrante pasando un cuchillo por encima (por eso en la imagen se ve el molde tan manchado de masa, jeje).

Image00005 Image00006

 

Ya podemos meter en el horno durante 15 minutos, o hasta que veamos que se han dorado un poquito. Si no tenéis el molde, podéis usar cualquier otro de silicona o no usar molde, simplemente con una cucharilla vais haciendo bolitas sobre un papel de horno y os quedarán unas galletas riquísimas! Dejamos enfriar sobre una rejilla, no os preocupéis si las veis blandas, se endurecen al enfriarse.

Espero que os haya gustado! Volveré pronto, antes de que pase otro mes… lo prometo!

Tortilla de patatas Vitelotte

Image00194Feliz año a todos! Por fin me pongo manos a la obra estrenando el año con un nuevo post … que ya era hora! Y qué mejor que empezar este 2015, que con un clásico de la gastronomía española: la tortilla de patatas. Pero no son unas patatas cualquiera, son de la variedad Vitelotte, que tienen un color púrpura precioso que dará un toque especial a la tortilla. Como peculiaridades añadidas al color, esta patata no se pela ya que perderíamos las propiedades antioxidantes que contiene en la piel. Esta piel es súper fina y no la notaréis en absoluto. Por otro lado contiene mucho más almidón que la patata normal y eso se nota en la textura, porque el sabor me pareció bastante similar aunque sí que se aprecia un puntito diferente muy rico. La receta no tiene ningún misterio, es la de la tortilla española, pero como siempre, aquí tenéis el paso a paso. Espero que os guste!

Ingredientes (4 personas):

  • 500 g patatas Vitelotte
  • 2 cebolletas
  • 7 huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Lavamos las patatas y cortamos en rodajas finas. También cortamos la cebolleta como más os guste, yo lo hago longitudinalmente, pero si os gusta más picadita o sencillamente no os gusta esto queda a vuestra elección. Ponemos una cazuela al fuego con aceite (unas 4 cucharadas aproximadamente) y añadimos la cebolla, la pochamos un poco y a continuación añadimos las patatas, que cocinaremos a fuego lento hasta que estén blanditas, añadimos sal al gusto. Mientras se cocinan las patatas batimos muy bien los huevos en un bol, suficientemente grande para luego poder añadir las patatas. Una vez que tenemos las patatas listas y mezcladas con los huevos, ponemos nuestra tortilla a cuajar, a mi me gusta hacerlo en cazuelas/sartenes pequeñas para que salgan más gorditas. Se cocina a fuego muy bajo para que no se queme por fuera. Yo la dejé 15 minutos por cada lado, porque la cazuela era pequeñita, si lo hacéis en una sartén más amplia cuajará antes.

Image00186 Image00188 Image00189 Image00190 Image00191 Image00192

Y esto es todo por hoy! ¡Qué aproveche!

¡Qué chulo terminar el año viendo este tipo de informes! :) Feliz año!

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog. No son grandes cifras, pero para mí es una alegría! Muchas gracias a todos!

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 5.100 veces en 2014. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 4 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

«Snowflakes» especiados

Image00068Hola de nuevo! Domingo nublado y con luces navideñas por doquier… y es que parece que ya es navidad. Así que no he podido resistirme a preparar algo con un toque de este ambiente que nos envuelve. He preparado unas galletas de mantequilla especiadas con canela y nuez moscada, huelen genial y saben mejor. Os preguntaréis porqué las he llamado snowflakes, (o igual no os lo preguntáis porque ya habéis observado la foto) pues bien, las he hecho con un cortador con forma de copo de nieve. El cortador lo compré aquí, viene un juego de 3, en esta ocasión, usé el más grande de los 3 bien untado con harina para que no se peguen las galletas. Si queréis darle un toque más «nevado» podéis espolvorear azúcar glas por encima, yo he optado por no hacerlo. Bueno, vamos con la receta y no me lío más 🙂

Ingredientes (50 galletas de 5 cm):

  • 250g de harina
  • 100g de azúcar glas
  • 150g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 35g de nata de montar
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que esté esponjosa la mezcla. Si tenéis un robot o amasadora será más sencillo, si no lo tenéis, al igual que yo, os pondréis más fuertes :p A continuación, añadimos el huevo ligeramente batido hasta que esté integrado. Ahora añadimos la nata, mezclamos y por último la canela, vainilla y la nuez moscada.

Image00056 Image00057 Image00058 Image00059

 

Mezclamos muy bien, y cuando tengamos una masa homogénea, añadimos la mitad de la harina. Removemos con una espátula, para que sea más sencillo y a continuación, añadimos el resto de la harina. En este punto, la masa será difícil de manejar con la espátula, así que podéis amasarla en la encimera hasta que tengáis una bola lisa con todos los ingredientes integrados. Envolvemos en papel transparente y metemos en el frigorífico al menos media hora. Si la masa está fría nos saldrán unas galletas más bonitas, ya que la mas no se pegará tanto al cortador. Una vez pasado el tiempo de enfriado, espolvoreamos harina sobre la encimera y enharinamos también el cortador para que sea más sencillo hacer las galletas.

Image00060 Image00061 Image00062 Image00063

Precalentamos el horno a 190º. Ahora dividimos la masa en 4 trozos, y estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla con un grosor de unos 6mm. Cortamos las galletas y las ponemos sobre papel de horno en una bandeja. Una vez que el horno haya alcanzado la temperatura, horneamos las galletas durante 10 minutos. Este tiempo depende del horno, así que vigiladlas, el punto ideal es en el que el borde esté dorado y el centro blanquito como podéis ver en las fotos. Una vez listas, dejamos enfriar sobre una rejilla.

Image00064 Image00065 Image00066 Image00067

 

Espero que os gusten!Hasta la próxima!

Nidos con huevo a la mostaza y panceta oreada

Image00112¡Feliz domingo a tod@s! Hoy escribo más ilusionada, porque con esta receta quiero participar en el concurso de Top chef La revista y Claudia & Julia, así que crucemos los dedos a ver si hay suerte! El premio es una cocotte preciosa de hierro fundido (que podéis ver aquí), para seguir compartiendo recetas ricas y fáciles.

Ahora sí, vamos a preparar la receta en cuestión. Como es habitual, es una receta sencilla y rápida ideal para un entrante original. Para ello necesitaréis estos ingredientes (para 4 personas):

  • 200g de queso rallado (para fundir o gratinar)
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de mostaza con miel
  • 100g de panceta oreada
  • Pimienta

Preparación:

Comenzamos cortando en tiras finitas la panceta, salteamos sin añadir aceite y reservamos. A continuación, cortamos 4 cuadrados de unos 15 cm de papel film y pintamos en la parte central con un poco de mostaza con miel. Cada uno de esos cuadrados los ponemos sobre un molde con huecos, o sobre una taza(esto, es para evitar que al echar el huevo se nos derrame), y ya podemos poner el huevo en el hueco añadiendo un poquito de pimienta. No es necesario añadir sal, ya que la panceta es bastante salada.

Image00105Image00101Image00102Image00103

Ponemos una olla con agua a hervir mientras seguimos preparando los huevos. Para cocer el huevo, cerramos el cuadrado de papel film uniendo los extremos y giramos evitando dejar aire dentro del paquetito. Podemos atar con un hilo o cuerda de cocina, pinza o lo que tengáis a mano. Cuando el agua comience a hervir, echamos todos los huevos a la vez y dejamos cocer 4 minutos para que la yema quede líquida y la clara cuajada. Mientras tanto, ponemos una sartén pequeña a calentar a fuego medio-alto, cuando haya cogido temperatura ponemos el queso rallado (tiene que ser un queso graso) cubriendo con una capa fina la superficie de la sartén. En el momento que comience a tomar color tostado, ya podemos levantar cuidadosamente con una espátula y darle la vuelta. Dejamos que tome color por el otro lado, y a continuación ponemos en un molde como hicimos con el papel film, ésta vez para darle al queso forma de nido.

Image00106 Image00108 Image00109 Image00110
Una vez tenemos el nido formado, añadimos una cucharadita de tiras de panceta en el fondo para a continuación poner el huevo, al que le habremos quitado previamente el papel film con mucho cuidado de no quemarnos.

Image00111 Image00112
Y con esto terminamos por hoy, espero que os haya gustado y os animéis a sorprender en casa con este original aperitivo. Por supuesto, podéis adaptarla a vuestro gusto y rellenar los nidos con diferentes ideas. Hasta la próxima!

 

 

Raviolis de remolacha y queso de cabra

Image00249Por fin consigo sacar un rato para subir una entrada!! Así que para compensar la espera, y las casi 3 semanas de abandono traigo una receta genial! Pasta fresca casera, sin máquina. Si, estás leyendo bien, hacer la pasta en casa, es cierto que no es la receta más rápida del mundo, pero a mi me sorprendió tanto el resultado… nunca había probado la pasta así, nada que ver con la envasada, absolutamente nada. Es muy fácil, aunque entretenida, pero el trabajo es totalmente compensado por el resultado final, la textura, el sabor… tenéis que probarla!

Ingredientes (4/5 personas).

Para la pasta:

  • 500g harina de fuerza
  • 4 huevos
  • 100g de puré de remolacha (trituramos remolacha cocida con la batidora)
  • 1 cucharada de sal

Para el relleno:

  • 200ml de nata líquida
  • 200g de queso de cabra
  • 3 láminas de gelatina neutra
  • Sal y pimienta

Preparación:

Podemos empezar preparando el relleno. Ponemos a calentar en un cazo la nata con el queso, la sal y la pimienta durante 5 minutos, o hasta que el queso se funda. En un bol, ponemos las láminas de gelatina en agua fría durante 3 ó 4 minutos. Una vez pasado este tiempo, sacamos las láminas del agua y las añadimos a la mezcla del cazo y batimos para que quede una crema homogénea. Ponemos en una manga pastelera y dejamos enfriar.

Image00234 Image00235 Image00236 Image00237 Image00238 Image00240

Para la pasta ponemos en un bol la harina, hacemos un hueco en el centro y echamos el resto de los ingredientes. Con las manos lo mezclamos muy bien (es una masa muy pegajosa al principio) y cuando lo tengamos mas o menos integrado lo echamos en una encimera un poco enharinada y comenzamos a amasar. Vamos echando un poquito de harina en la encimera para que no se pegue la masa mientras amasamos, hasta que tengamos una masa elástica y lisa. En ese momento, envolvemos en papel de film y dejamos reposar 30 minutos.

Image00231 Image00232 Image00233

Pasados los 30 minutos, retiramos el papel de film y cortamos la masa en 4 partes iguales para que sea más fácil manejarla. Empezamos a amasar uno de los trozos y el resto los cubrimos con el papel de film para que no se reseque. Para estirar la masa, le damos forma rectangular y estiramos lo más fina posible sobre la encimera enharinada. doblamos los extremos hacia el centro y volvemos a estirar. Repetimos este proceso 3 veces, hasta que veamos que la masa está suave y lisa. Recordad ir añadiendo harina a la encimera para que no se pegue.

Image00241 Image00243 Image00244 Image00245

Una vez tengamos la masa estirada, ya podemos cortar los raviolis, yo los hice grandecitos, de unos 6 cm aproximadamente. Ya podemos usar la manga pastelera para ir rellenando los raviolis. Ponemos un poco de crema de queso en el centro, y pintamos los bordes del ravioli con agua para que se pegue con el cuadrado con el que vamos a cerrar el ravioli.

Image00246 Image00247 Image00248 Image00250

Con un tenedor podemos presionar los bordes para que quede más bonito. Cuando terminemos esta masa, seguimos con las 3 partes restantes. También podéis hacer tallarines cortando tiras finas de masa.  Dejamos secar la pasta  y ya podemos cocer durante 4 minutos. ¿Os animáis a preparar vuestra propia pasta?

Paté de aceitunas

Image00033Hoy estaba dudando entre 2 recetas, al final me he decido por ésta porque es muy rápida, de hecho como podréis comprobar un poco más abajo se hace en tres sencillos pasos. Decidí hacerlo después de que me regalaran un bote enorme de aceitunas laminadas, con las que no tenía ni idea de qué hacer, así que en éste paté encontré una forma fácil de darle salida. La receta no os llevará más de 5 minutos, lo prometo!! Vamos al lío!

 

Ingredientes:

  • 200g de aceitunas laminadas
  • 150g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 1/2 cebolla
  • 1 pizca de pimienta
  • 1/2 cucharadita de tomillo

Preparación:

En un bol ponemos las aceitunas laminadas, la cebolla picada, la pimienta y el tomillo. Batimos con la batidora hasta que quede una pasta homogénea. A continuación, añadimos el queso crema y con ayuda de una espátula mezclamos hasta que esté todo integrado. Dejamos enfriar en la nevera unas horas, no es imprescindible pero mejora mucho el sabor.

Image00030 Image00032Image00031

¿Véis como es súper rápida y fácil?jeje. ¡Qué aproveche!

 

Bombas de carne

Bomba de carneHace un par de semanas, recordé las bombas que hacía mi madre y no dejé de pensar en lo ricas que estaban, pero nunca las he hecho. Este ha sido el primer intento, y la verdad es que a pesar de ser una receta laboriosa es más sencilla de lo que parece. He visto por internet que también les llaman patatas rellenas, igual por ese nombre os suena más.  Con estas cantidades salen unas 6 bombas del tamaño de una pelota de tenis o un poco más grande. Así que aquí tenéis el paso a paso.

Ingredientes (6 bombas):

  • 1kg de patatas
  • 250g de carne picada
  • 1 cebolla
  • 1 cayena (opcional)
  • 1/2 cucharadita de canela
  • sal
  • 100g de tomate frito (yo he usado casero)
  • Pan rallado
  • 2 huevos
  • Harina

Preparación:

Empezamos poniendo en una olla grande el kilo de patatas y las cubrimos con agua; ponemos a cocer durante al menos 25 minutos, hasta que al pinchar notemos que están blanditas. Mientras se cuecen, vamos preparando el relleno. Picamos la cebolla y la ponemos a pochar. Cuando ya esté pochada, añadimos la cayena muy picadita, la carne picada, sal, canela y tomate frito. Dejamos cocinar 10 minutos y retiramos del fuego. Escurrimos las patatas y las dejamos enfriar media hora.

Image00001 Image00003 Image00004 Image00005 Image00006Image00002

A continuación, pelamos las patatas y las trituramos con un tenedor hasta que quede una pasta uniforme, añadimos sal al gusto. Ya podemos empezar a montar nuestras bombas. Cortamos un trozo de papel aluminio para ayudarnos a formar la bola; empezamos extendiendo la patata triturada sobre el papel formando un cuadrado de unos 20×20 cm. Ponemos en el centro un par de cucharaditas de relleno de carne y empezamos a cerrar los extremos del papel como veis en la foto. Una vez el relleno esté cubierto con patata, retiramos el papel y con las manos formamos la bola. Pasamos por harina, huevo y pan rallado y freímos a fuego fuerte. Ponemos sobre papel de cocina para quitar el exceso de aceite y ya podemos servir!

Image00007 Image00008 Image00009 Image00010 Image00011Image00012 Image00013 Image00014 Image00016 Image00017 Image00018 Image00019

¡Qué aproveche!